¿Quieres hacer una reserva?


Habitación 2
Habitación 3
Habitación 4
Habitación 5
Habitación 6

Historia

El Balneario de Archena es posiblemente uno de los Balnearios con más historia, ya que sus inicios se remontan al siglo V a.C, cuando los pobladores íberos asentados en Archena fueron los primeros en usar las aguas termales enclavadas en la Región de Murcia. El balneario se convirtió enctonces en un lugar de paso obligado en la ruta comercial hacia el interior de la península hasta Cástulo, capital de Turdetania. Los romanos descubrieron las aguas termales (posiblemente utilizadas por los indígenas desde siempre) y decidieron levantar unas Termas.

Las aguas termales de Archena mantuvieron siempre un prestigio constante por sus propiedades medicinales, que no pasaron desapercibidas a los romanos como lo demuestra la lápida encontrada casualmente en el Balneario, al excavar los cimientos para un aljibe en 1.751, cuyo texto dice:

LAPIDA-ROMANA

Hotel Termas****: lápida romana

C. CORNELIVS CAPITO . L. HEVIS LABEO

II . VIR . AQVAS EX.D.D.   REFICIENDAS

CVRARVNT . I.Q.P.

Su traducción podría ser:

CAYO CORNELIO CAPITO Y LUCIO HEIO   LABEO, DUOVIROS (ALCALDES), SE ENCARGARON DE RESTAURAR LOS ACUEDUCTOS POR UN   DECRETO DE LOS DECURIONES (PLENO MUNICIPAL) Y ELLOS MISMOS DAN FE (DE QUE LO   HICIERON)

Las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en los últimos años han sacado a la luz restos de lo que fue el Balneario en el siglo I d.C.  Entre los últimos descubrimientos destacamos el de la galería termal, donde se ha hallado lo que sería la entrada al antiguo balneario romano. Se encontraron también restos de columnas, capiteles, una teja completa incluso con el sello del alfarero y una inscripción que se hacen votos por la salud.

En la zona del nuevo aparcamiento apareció un horno para cocer cerámica, una mansio (hotel) con un patio porticado de planta baja y primer piso, con pinturas murales en proceso de restauración. La mansio está rodeada por un dique de contención de las continuas avenidas del río. Fuera de la zona protegida por el dique se ha halló un castellum aquae (depósito para distribución de agua potable), con alzados de 4 m. y con la entrada del agua funcionando y una zona de necrópolis en la que destacan dos grandes lápidas funerarias de más de 1,5 m. de altura. Destaca también, la aparición de los restos de dos norias para suministro de agua potable, una de los siglos XII-XIII y otra del siglo XIX, en el mismo lugar en el que está el castellum aquae.

Durante la Edad Media el Balneario pasó a manos de la Orden de San Juan de Jerusalén, y fue a partir de 1579 cuando empiezan a producirse más visitas debido al auge que empieza a tomar el Balneario.

Después de la Guerra de la Independencia el Rey Fernando VII decidió acometer nuevas reformas, arreglando la carretera que une Archena con el balneario y aumentando las habitaciones del ya, por aquel entonces, referente histórico de los balnearios en Murcia, también consolidado como uno de los principales balnearios en España. Las mejoras realizadas desde que el Vizconde de Rías adquirió la propiedad fueron numerosas e importantes, sobre todo teniendo en cuenta que entre 1850 y 1878 se realizó la configuración actual del balneario.

Cuando en 1850 el Balneario se desamortiza y pasa a manos privadas en la persona de D. José de Bustos y Castilla, Vizconde de Rías, se produce una gran “revolución” urbanística en la propiedad. Fue entonces cuando se construyó el Hotel León en 1858. Cuatro años más tarde, en abril de 1862, se estrenó el Hotel Termas. Que ha celebrado recientemente su 150 aniversario. En 1898 se añadió la decoración árabe que caracteriza a este hotel, así como la hermosa cúpula. A la espalda de la cúpula hay un patio de luces también decorado muy profusamente con elementos neo nazaríes. El autor de la decoración fue Manuel Castaños. La cúpula está fechada y firmada por su autor en los capiteles centrales de cada lado de la escalera. En 1868 se inauguró la primera fase del Hotel Madrid, es decir, la zona que daba a la plaza y a la calle principal.

En 1.877 se construyeron los primeros depósitos para enfriar el agua y almacenarla a fin de dar el servicio de baños. El gran “problema” que existe con el agua es que mana a 52,7ºC por lo que lógicamente hay que enfriarla para poder usarla. En el siglo XIX idearon un método al que llamaron “el serpentín” que consistía en hacer circular por todo el perímetro de la Galería de Baños el agua termal entubada por una corriente de agua fría  del río que entraba y salía. De esta manera le bajaban varios grados la temperatura para poder usarla.

En 1878 se abrió el Hotel Levante, gemelo del Madrid. En 1982 se abrió como un hotel de 2* y en 2001 se remodeló completamente abriéndose como un hotel de 4*. La capilla se abrió al culto en octubre de 1878, y fue construida por José Mª Aguilar, arquitecto madrileño que también hizo el Hotel Levante y el Casino. Dentro de la capilla podemos encontrar a la Virgen de la Salud, que  fue esculpida en 1877 por Salvador Páramo, un escultor especializado en imaginería religiosa. Esta virgen es la patrona de Archena desde el 1 de abril de 1939, porque tanto la imagen como los objetos de culto habían sido introducidos en un nicho de la cripta y se salvaron de la quema que afectó a la iglesia. El pueblo la proclamó entonces su patrona. En el arco triunfal se encuentra un óleo sobre lienzo pintado por Carlos Luís de Ribera (el mismo autor de los frescos del Congreso de los Diputados) que representa la piscina probática de Jerusalén. Los muros interiores fueron pintados por Vicente Sabater. Por último el Casino se inauguró en 1898. Su decoración fue hecha también por M. Castaños y guarda muchas similitudes con el de Murcia aunque éste sea 7 años posterior. Originalmente fue un casino de juego hasta su prohibición por Primo de Rivera.

En el año 1943 D. Nicasio Pérez Galdó se encontraba en el Balneario de Fortuna donde su mujer se aliviaba de la enfermedad que padecía. Un día dando un paseo con su coche llegó hasta Archena donde descubrió un conjunto de edificios pintados en tonos verdes y ocres, a manchas, de camuflaje del ejército. Estaba prácticamente desierto. Estuvo viéndolo, le gustó y se informó de las propiedades de las aguas. Averiguó que para las dolencias de su mujer eran mejores que las de Fortuna y al volver a Madrid se puso en contacto con sus propietaria D.ª María Elio y Gaztelu, Marquesa de Campo Real, y al año siguiente lo arrendó con opción a compra que ejecutó 3 años después.

A partir de 1950 D. Nicasio Pérez comenzó a desarrollar el proyecto de negocio del Balneario de Archena y de hoteles balneario. Desde entonces el establecimiento termal adquirió peso en el mercado del termalismo nacional, recibiendo cada año clientes de toda España para beneficiarse de las bondades de su famosa agua minero-medicinal. En 1958 construyó la piscina exterior de agua termal (hoy no existe) que fue pionera en su momento y un foco de atracción para los clientes del Balneario.

Síguenos en:
Avalados por: Q de Calidad Calidad Ambiental